La Sociedad Atea de Chile, rechaza los feriados regionales decretados por el Congreso e impulsados por el Gobierno con motivo de la visita del Papa Francisco, así como el gasto público de más de 7 mil millones.

La iniciativa, impulsada por el Gobierno, que declaró festivo el próximo 16 de enero en la Región Metropolitana, 17 en La Araucanía y 18 en Tarapacá, es un atropello al Estado Laico, donde la promoción y difusión de una religión en particular atenta contra la libertad de culto y la neutralidad que debe mantener el Estado respecto de las religiones que profesen o no sus ciudadanos.

En un Estado Laico debe primar la igualdad de derechos y deberes para todos los ciudadanos, sin importar si tienen o no creencia religiosa.

Subsidiar la promoción y difusión de cualquier religión no es labor del Estado, sino de cada una de las religiones. No nos oponemos a la visita de ningún líder religioso, ya que estamos a favor de la libertad de culto, lo que no nos parece son los privilegios políticos y económicos que se le entregan a los católicos, por sobre otros credos.

Sobre los más de 7 mil millones de pesos que el Estado tendrá que invertir en esta visita tampoco nos parece que sea un gasto adecuado, dado el excesivo costo de esta visita de 3 días a Chile, considerando el contexto de un país con necesidades económicas muchos más urgente que la evangelización católica de la sociedad que debería ser una inversión de esa iglesia en particular y no del Estado.

A esto se suma que economistas proyetan pérdidas de hasta 100 millones de dólares a causa de los feriados por la visita del Papa.

Chile ya cuenta con 9 feriados religiosos para el 2018, siendo uno de los países con más feriado religiosos de america latina, y con estos 3, tendrá un total de 12 feriados religiosos.

Facebook Comments