cat 2Debido a la religión del cantante Cat Stevens, que pertenece al Islam, la animadora del Festival de Viña del Mar, Carolina De Moras tuvo que cubrir su cuerpo para complacer al músico ya que sus creencias prohíben a las mujeres mostrar su cuerpo y deben cubrirlo con mantos. Por esto, la ex modelo sólo dejó visible su cabeza en el momento de saludar al artista.Pablo Morales, director ejecutivo del Festival de Viña del Mar, informó que esto ocurrió por propia petición del equipo del cantante, que también solicitó que la modelo que le entregara las gaviotas se tapara y que lo saludara de mano, sin besos.

La Fundación Sociedad Atea de Chile rechaza este tipo de peticiones en las fronteras de nuestro país que es una República democrática donde las mujeres tienen igualdad de derechos frente a los hombres y no pueden ser de ninguna manera, despreciadas ni descalificadas.

En Chile las mujeres tienen derecho a vestirse cómo lo deseen y no pueden ser discriminadas por mostrar partes de su cuerpo que consideren que las hacen verse y/o sentirse más atractivas.

El Islam es una religión que no reconoce la igualdad de género, descalifica a la mujer y en casos donde pueden gobernar sin un control del mundo secular, anulan a la mujer en todos sus derechos.

Cientos de años de lucha por los derechos de las mujeres no pueden ser pisoteados por gestos teocráticos de ningún tipo.

Invitamos al Gobierno de Chile a que se sume al rechazo de una religion sexista dicta los términos de vestuario y comportamiento de las mujeres en un Festival de la importancia y trasendencia como lo es el Festival Internacional de Viña del Mar que entrega una imagen de nuestro pais al mundo.

Facebook Comments