Camilo-López-Soc.-AteaUno de los objetivos de la organización es informar acerca de las explicaciones científicas de la existencia humana y la naturaleza, junto con fomentar un pensamiento laico y crítico.

Este sábado 1 de junio, a las 18.00 horas, se realizará la primera charla de difusión científica organizada por la Sociedad Atea de Chile, organización surgida en 2011 en Santiago, con un grupo de profesionales, y que busca congregar a quienes tienen un pensamiento laico y que no han tenido la posibilidad de dar a conocer sus ideas, con presencia en todas las regiones del país.

Camilo López, Secretario Regional de Sociedad Atea en La Serena, explica que la Sociedad Atea comenzó con charlas educativas y jornadas de conversación y recientemente realizaron una gira por todo el país, para generar los espacios y realizar charlas para la discusión «laica, atea o agnóstica y racionalista en Chile». En la actualidad, la Sociedad Atea en La Serena cuenta con un núcleo compuesto por diez integrantes y esperan llamar la atención de la comunidad para sumar más miembros y trabaja con un enfoque propio, centrado en los temas científicos, a diferencia de otras regiones, donde suelen tratarse otras temáticas.

Una de estas charlas se desarrolló hace cerca de dos meses en la Biblioteca Municipal de La Serena y fue el impulso para continuar con eventos como el que se realizará este sábado, en el cual se ofrecerán dos charlas informativas y participará el grupo de Astrofotografía de Chile, nacido en Vicuña, que difunde leyendas y mitología precolombina, además de estudios sobre astronomía.

Una de las ponencias está a cargo de López y tratará sobre diversos conceptos científicos y cómo estos influyeron en el surgimiento de la vida humana, tales como la evolución de los mecanismos de respiración de los seres vivos, con lo cual se busca «difundir ciencia al público en general y que todas las personas, ojalá de todas las edades, puedan participar y conocer».

«RIVALIDAD» ENTRE LA RELIGIÓN Y LA CIENCIA

López señala que la «rivalidad» entre la religión y la ciencia no debe ser considerada de manera negativa, sino que la diferencia real está en que la ciencia se basa en la búsqueda de evidencias «racionales» para los fenómenos, mientras que la religión lo plantea desde un punto de vista «espiritualista, sin una evidencia reproducible, con lo cual la ciencia se convierte en una especie de amenaza para la religiosidad».

Según López, todos quienes mantengan una postura crítica frente a las religiones en general están invitados a formar partes de la Sociedad Atea, tanto agnósticos (que consideran como inaccesible al entendimiento humano el concepto de lo divino y aquello que trasciende la experiencia) como ateos (quienes niegan la existencia de Dios) y lo que se espera es que la forma de ver la vida y la existencia humana y de la naturaleza considere el punto de vista tanto científico como humanista, con orientación hacia el laicismo.

Además, otra de sus metas en materias operacionales es poder acceder a espacios públicos para realizar sus debates, tales como la Plaza de Armas de La Serena, además de integrar miembros de otros puntos de la región.

Fuente: Semanario Tiempo

Facebook Comments