Así respondió el Coordinador Nacional de la Sociedad Atea, Fernando González, ante la pregunta ¿Le importa a los chilenos lo que pase con la Iglesia Católica?, realizada por el portal web El Dínamo.

El sitio web indagó en qué tan importante es la Iglesia Católica en nuestro país considerando que sólo un 28% de los chilenos confían en ella.

En el reportaje escrito por el periodista Nicolás Sepúlveda, se destacan los estudios más recientes, en donde la confianza en la iglesia católica se desplomó en los últimos años, al igual que la cifra de quienes se reconocen como fieles a esa religión. Los escándalos sexuales y el alejamiento de la institución de los pobres, explicarían el descenso.

Acá parte del texto que se escribió en El Dínamo.

Existen voces que cuestionan que hoy la iglesia ocupe un puesto de relevancia entre los temas que preocupan a los chilenos.

De hecho, los números hablan de un bajo interés de los chilenos por los que sucede al interior de la Iglesia. Según la Encuesta Nacional 2012 de la Universidad Diego Portales la confianza en la iglesia católica es de sólo un 28,1% entre la ciudadanía. Una cifra coinciden

te con la Encuesta Bicentenario 2011 del Instituto de Sociología de la Universidad Católica que señala un 29% de confianza en la institución, 15 puntos menos que el año 2006.

TencuestaUC_2ambién cayó el número de chilenos que se identifican como católicos, el estudio de la UC dice que entre el 2006 y el 2011 el número de feligreses bajó de 70% a 63%, mientras las personas que se asumen “ateos” subieron de 12% a 18%. Los evangélicos se mantuvieron en torno al 15%.

El 28 de marzo el Instituto Nacional de Estadísticas publicará el detalle del Censo 2012, donde se incluye el porcentaje de personas que se reconocen católicas. En la iglesia y fuera de ella, las apuestas son que el descenso en la cifra no será tan brusco como algunos pensaban (la proyección inicial es que sería bajo el 50%). Aun así nadie niega que bajará del 69,9% que se asumió católico en el Censo pasado, el del 2002.

Escándalos sexuales

Todos los consultados por El Dínamo coincidieron en que los abusos sexuales asociados a numerosos representantes católicos, incidieron en la pérdida de confianza de los chilenos en la institucionalidad eclesiástica.

Para el jesuita Fernando Montes, en Chile ha existido un cambio cultural “es lo mismo que pasa en las familias y en la sociedad. Las cosas antes se escondían bajo la alfombra; la violencia intrafamiliar, el abuso a niños en las mismas familias, eso se ha transparentado ahora, porque la sociedad pide más transparencia.De todas formas, es una cifra muy alta para un período de tiempo tan corto“, comenta Montes sobre el descenso en las cifras de confianza de la iglesia.

Uno de los denunciantes de los abusos cometidos por el ex párroco de El Bosque Fernando Karadima (probablemente el caso de abuso sexual más mediático de los últimos tiempos), José Andrés Murillo,comenta que ”se hace urgente que la iglesia se transforme en una institución libre de abusos, si un 60% de las personas en Chile se consideran católicas, hay un 60% de personas dispuestas a que la jerarquía de la iglesia; curas, monjas, obispos, cardenales, eviten el poder abusivo sobre ellos. Es importante que las personas se levanten contra los abusadores”.

Murillo asegura que las personas en Chile están viviendo una religiosidad más libre.  ”Estoy seguro que se trata de un tema absolutamente cultural, porque la confianza en la iglesia está en el suelo. Un 60% se considera católico, pero un 20% confía en la iglesia, hay, al menos, un 40% de personas que se siente traicionada por su jerarquía… yo esperaría que ellos estuvieran protestando en las calles contra los obispos o cardenales que abusaron, o que encubrieron abusos”, señaló.

“La gente está teniendo un catolicismo más libre, porque la institución los ha traicionado”, aseguró quien formó la Fundación Para la Confianza, destinada a rechazar los abusos contra menores de edad.

“Hay muchos que sirven más al dinero que a Dios”

Alfonso Baeza, cura vinculado desde los años 60 a la llamada “iglesia de los pobres”, cree que el descrédito de la institucionalidad católica va más allá de los escándalos sexuales “muchos católicos son empresarios, son personas que no viven mucho su condición de cristiano, y son injustos, no pagan a tiempo los sueldos ni las previsiones. Entre los pobres la crítica mayor es siempre esa. Me preguntan ¿padre, a los ricos les dice las mismas cosas que nos dice a nosotros?“.

“Jesús lo dice en el evangelio, no se puede servir a Dios y al dinero, y hay muchos que parecen que sirven más al dinero que a Dios. El mandamiento principal es amar al prójimo, y no explotar al prójimo“, agrega Baeza, reafirmando su tesis de que el alejamiento de una parte de los chilenos de la iglesia dice relación con la supuesta preferencia del clero por los ricos, en detrimento de los pobres.

Los datos, en todo caso, reafirman la visión de quien condujo por años la Pastoral Social. El estudio de la UC le consultó a los chilenos ¿de quién está más cerca la iglesia católica?, un 43% contestó “de los que tienen poder”, y sólo un 24% “de los que no tienen poder”.

Desde la Sociedad Atea de Chile, su coordinador Fernando González dice que  ”las personas están teniendo más acceso a la información y a internet, hace poco se revelaron secretos del Vaticano, el “vatileak”, etc. Las personas ya no se compran cualquier cuento”.

Datos del Censo

El 28 de marzo el Instituto Nacional de Estadísticas publicará el detalle del Censo 2012, donde se incluye el porcentaje de personas que se reconocen católicas. En la iglesia y fuera de ella, las apuestas son que el descenso en la cifra no sea tan brusco como algunos pensaban (algunos plantearon que sería bajo el 50%). Aun así nadie niega que bajará el 69,9% que se asumió católico en el Censo pasado, el del 2002.

Facebook Comments