No faltará alguno que haya recibido con agrado la reciente noticia de Rusia prohibiendo la práctica religiosa a los Testigos de Jehová, y es que entre las diversas religiones y sectas que nos rodean, la de los Testigos de Jehová genera bastantes opiniones negativas, tanto de otros religiosos como no religiosos, ya que son bien conocidas algunas de sus prácticas nocivas, como fomentar la división de familias en base a credo, aislar a niños impidiéndoles ir a cumpleaños y otros encuentros normales para su edad, negar la ciencia y demonizar las creencias de los demás, afirmando que las demás religiones son “Babilonia la Grande” o la “Gran Ramera”, y llegando en algunos casos a la violencia, como la destrucción un santuario religioso del pueblo indígena Otomí, en México, por considerarlo una religión demoníaca.

Y sin embargo, no puedo sino denunciar la acción de Rusia como un atropello a la libertad de conciencia y libertad de culto, propio de un régimen totalitario que busca el apoyo de una secta, la Iglesia Católica Ortodoxa Rusa, mientras pisotea otras, como la de los Testigos de Jehová, es decir, lo opuesto a la Separación de Estado e Iglesias, o simplemente Laicismo.

Los aspectos negativos de los Testigos de Jehová son innegables, pero si somos objetivos, es fácil encontrar aspectos igual de negativos (o peores) en practicamente todas las religiones mundiales, y si queremos formar una sociedad que permita criticar y cuestionar libremente esas religiones, avanzando hacia un mundo más racional, debemos defender la libertad de culto y conciencia que nos permite ser agnósticos o ateos sin ser considerados delincuentes o terroristas, como ocurre actualmente en algunos países de mayoría musulmana.

Puedo decir con agrado que la mayoría de opiniones de ateos en redes sociales concuerda conmigo en denunciar las acciones de Rusia, y no me sorprende en lo absoluto, si somos ateos, de esos famosos por “hablar de Dios todo el día” como dice el chiste, de los que disfrutan debatir sobre religión hasta con Biblia en mano, a veces conociéndola tan bien (o mejor) que el más ilustrado pastor evangélico. Porque eso de ir prohibiendo cultos algo propio de las religiones, no del pensamiento racional. (Varios ateos recordarán los múltiples pasajes de la Biblia sobre acabar con otras religiones y destruir sus ídolos y templos, “San” Pablo se hizo famoso por organizar la quema de libros herejes en Éfeso Hch 19:19, y para qué hablar de la Biblioteca de Alejandría…)

Espero que el gobierno ruso se retracte y respete la libertad de culto de los Testigos de Jehová, pero también espero que estos últimos aprendan algo de la experiencia y dejen de demonizar al resto del mundo sin ver la paja en el propio ojo, si quieren criticar a otras religiones me parece fantástico, pero no hagan callar las voces que los critican a ustedes. Promuevan debates, indagación, diálogo, pensamiento lógico y crítico, y aplicando esa lógica pregúntense lo siguiente: ¿En una sociedad ideal de Testigos de Jehová.. prohibirían ustedes el ejercicio de religiones indígenas, o del catolicismo, o del ateísmo?

Marcos Telias
Presidente de Sociedad Atea de Chile

Facebook Comments