Hoy llegó a las manos del Presidente de la Sociedad Atea Felipe Castillo, una carta certificada del Gobierno de Chile dice haber recibido la carta que se envió durante navidad para manifestar la molestia por lo gastos excesivos en simbolos religiosos cristianos en estas fechas, así como otros abusos que durante la gestión del Presidente Sebastián Piñera se han registrado.

Entre ellos están; vírgenes en las entradas de oficinas públicas, reparto de rosarios por parte de ministerios, cruces, figuras y otros adornos en oficinas públicas, entrega de números de atención con salmos de la Biblia y pendones gigantes alusivos al catolicismos en los ministerios, entre otros.

Recordamos que sólo el gasto en el pesebre navideño instalado en el interior de La Moneda costó la no despreciable cifra de 11 millones de pesos.

Con ese dinero se pudo haber realizado una comida a gente pobre o se pudo haber comprado regalos a niños de escasos recursos.

El verdadero sentido y espíritu de la navidad es pagano, es cívico y es fraterno. Un Estado Laico lo entendería.

minicarta2

Facebook Comments