Antes de que comenzara la Semana Santa de este año, la Sociedad Atea de Chile convocó a sus seguidores a la tercera edición del denominado “Asado Hereje”. A pesar de que el evento sigue desconcertando a algunas personas, esta joven organización se justifica a sí misma y al acontecimiento como una oportunidad para expresar su libertad. Pero tampoco lo consideran como una protesta pública, sino más bien como un “carrete”.

Todo comenzó en Facebook. Durante septiembre del año 2011, en el grupo “Católicos vs. Ateos”, se encontraron virtualmente Bárbara Atenas, Hamlet Muñoz y Hugo Morales, quienes se vieron particularmente vinculados por su ateísmo. Entre los debates que ahí se realizaban, decidieron organizar un congreso de ateos, donde la motivación principal era dejar de lado la pantalla del computador y hacer algo real. El primer paso para esto fue crear un blog titulado “Congreso de Ateísmo en Chile”. Durante ese proceso, y mientras el evento iba tomando forma, se agregaron dos personas más al proyecto: su actual secretario general, Ramón Badillo y Felipe Castillo.

Hamlet_Lun

Hamlet Muñoz entrevistado en Las Últimas Noticias

El equipo fundador, cuya organización luego pasaría a tomar el nombre de Ateos Unidos de Chile, quedó conformado en su totalidad con el ingreso de Fernando González.  Dos días después, el 10 y 11 de diciembre, se realizó finalmente el evento, al que asistieron cerca de 200 personas.

 Luego del éxito del Congreso, se dieron cuenta de que lo que hacían causaba  interés, por lo que no quisieron quedarse ahí y buscaron la manera de formalizar a este grupo organizador como una fundación sin fines de lucro, con la intención de seguir realizando actividades de este tipo.

Firma_1

Ramón Badillo firmando el acta de constitución de la Fundación junto a Fernando González y Klingerth Tapia

El 30 de abril de 2013 fue la fecha en que se dio por establecido al movimiento como una organización ya constituida con el nombre con que se le conoce hoy: Sociedad Atea de Chile (SACh), y quedó como una agrupación compuesta no sólo ateos, sino que también agnósticos, escépticos y laicos, con la finalidad de ofrecer un espacio al debate sobre temas de carácter social en la sociedad chilena, incentivando la pluralidad, diversidad y la igualdad.

 Se consideran un movimiento en contra de las religiones, pero no intolerante a ellas. Anuar Rabi, actual presidente de la organización afirma”Estamos acá y no tenemos pudor en decir que somos ateos. Queremos que la palabra deje de ser tabú” .

Red nacional Atea

Charla en Temuco de Ateos Araucanía

Charla en Temuco de Ateos Araucanía

Según la última encuesta Bicentenario Adimark y la Universidad Católica, el 19% de los chilenos se considera ateos o no profesa ninguna religión. Una de las grandes metas de la Sociedad Atea es congregar a todo ese porcentaje. Para eso, además de Santiago, cuentan con distintas sedes a nivel nacional entre las que se cuentan Antofagasta, La Serena, Talca, Concepción, Puerto Montt, Punta Arenas, entre otras. Olga Santis es la encargada mantener el nexo con las sedes regionales y  comenta que la SACh es ‘’fundamental para poner los puntos sobre las íes, para que se legisle sobre el aborto, el matrimonio igualitario, las exenciones tributarias de las iglesias y todos los credos, la subvención estatal a colegios y universidades de alguna iglesia en particular, y sacar las clases de religión de la educación básica y media”.

Al igual que Olga, Rabi sostiene “queremos romper con las imposiciones que vienen desde la Constitución del  año ‘80, del fraile medieval de Jaime Guzmán, como aquella que exige clases religiosas en los colegios. Si se va a pasar el tema, que sea de manera objetiva, con una perspectiva filosófica, histórica o geográfica, porque forma parte de la historia universal y también es importante”.

Reuniones Herejes

Primer Asado Hereje en abril de 2012

Primer Asado Hereje en abril de 2012

Dos meses luego del Congreso Ateo, la intención del equipo iniciador era seguir con los eventos. Entonces, durante marzo del 2012 se les ocurrió la particular idea del “Asado Hereje” a realizarse en Semana Santa.

“La palabra ‘hereje’ viene de ‘elegir’, es la persona que elige no creer. Eso somos nosotros, los que escogieron liberarse de los miedos y de los dogmas”, afirma Rabi. “Nosotros asumimos este día, el Viernes Santo, como un día propio del movimiento, para poder expresar nuestra libertad”.

La intención principal del primer asado era llamar la atención tanto de los medios como de las personas, para así sumar más integrantes al movimiento.

“Los Viernes Santos son días en que no hay pautas, así que no hay muchas noticias. Era nuestra oportunidad de hacernos notar”, comenta Ramón Badillo.

Es así como finalmente el evento tuvo lugar en el Parque Alberto Hurtado en la comuna de La Reina. “En el asado promovemos pasarlo bien a todos, sin discriminación. En pocas palabras, es una fiesta, donde la gente llega en familia, con amigos e, incluso, con gente que no es parte del movimiento”, agrega Rabi.

Tercer Asado Hereje en Abril de 2014

Tercer Asado Hereje en Abril de 2014

Este año, en su tercera edición la convocatoria fue menor que en el 2013, pero eso no los detiene aún. La actividad se seguirá haciendo hasta que deje de ser noticia, lo cual si llega a suceder, significaría para ellos pasar a un nuevo nivel.

Además de los asados, las juntas y reuniones, la organización está próxima a realizar su primera “Tertulia Atea”, evento que tiene como objetivo pasar un buen rato para integrar a más personas, pero también conversar sobre los temas relevantes. “No es que haya una pauta, pero sí una intención clara de lo que nos reúne, pues no somos movimiento virtual, no es un grupo de Facebook, es una fundación compuesta por personas que se reúnen para liberar al ateísmo del tabú que existe en Chile”, dice Rabi.

“La creencia es un don con el que se nace o no se nace”

“Yo me hice ateo de a poco. Estuve hasta octavo básico en un colegio católico, hice la Primera Comunión, pero cuando pasé a primero medio me fui a un colegio laico y estudié sobre la teoría de la evolución de Darwin y entendí que en realidad veníamos del mono. Con eso decidí que yo no era católico y no creía en Dios”. Así fue como Ramón Badillo decidió ir en contra de su familia, al igual que Anuar Rabi, que para explicar su posición, cita a Isabel Allende “La creencia es un don con el que se nace o no se nace”, y explica “no nací con ese don, a pesar de que mi entorno siempre ha sido muy creyente”.

Dentro del grupo, hay mujeres como Olga Santis que decidió integrarse: “Para conocer más gente que pensara como yo y no me mirara como escoria. Ya participando en el grupo, me percaté que tan importante es crear un real estado laico y sacar a las religiones de la política.  Así que convertí la meta de SACh en la mía, pues deseo que todo tipo de religiones sean sacados de la escuelas, que deje de haber beneficios tributarios a iglesias del tipo que sea y deje de pesar la moral del tal o cual político en las decisiones que nos afectan a todos”.

Religión versus ateísmo

Pese a que los no creyentes o ateos tienen una menor concentración en la sociedad chilena al igual que los Evangélicos, en comparación a los Católicos, tienen diferencias. Ramón Badillo señala: “Nos llegan mensajes a nuestras casillas de contacto como por ejemplo, ‘’ustedes no tienen amor’’, ‘’son gente vacía y sin valores’’, ‘’vuelvan al camino del Señor’’. A veces les contestamos diciéndoles que somos seres humanos, que sentimos gracias a procesos químicos que ocurren en el cerebro y eso hace que experimentemos lo que es el amor y el dolor. A los que nos escriben cosas agresivas no les contestamos“. Badillo opina “Los evangélicos son cínicos, esas personas se van a parar  los días domingo cuando andan las familias en los parques y se ponen a cantar. Nadie les dice que les molesta, a mí me molesta y no me respetan. Ellos no respetan la libertad del otro, les da lo mismo”.

Por Gabriela Pérez e Ignacia Sanhueza. Estudiantes de Periodismo de la Universidad Adolfo Ibañez. 

Facebook Comments