El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Con un stand ubicado en la Plaza de Armas, frente a la Catedral Metropolitana, la Sociedad Atea respondió dudas y dio fundadas razones para renunciar al catolicismo. Decenas de personas entregaron sus cartas de renuncia y otros despejaron interrogantes para realizar su trámite de renuncia en algunos días más.

Para el vocero de la Sociedad Atea de Chile, Klingerth Tapia, esta actividad es una forma de demostrar el descontento general que existe sobre la Iglesia Católica: “La actividad tiene por objetivo orientar a la población e invitarlos a que realicen con nuestra ayuda una renuncia masiva de la Iglesia Católica. Para nosotros la Iglesia Católica cuenta con una enorme cantidad de privilegios que no deberían tener en un Estado laico”.

Lejos de ser una provocación, haber elegido un feriado católico para esta actividad es más bien una fecha estratégica que pone el tema de la renuncia en el tapete para su discusión en la sociedad. Klingerth Tapia, destacó que la propuesta tuvo un buen recibimiento en los transeúntes que pasaban por la Plaza de Armas, ya que varios se acercaron a consultarles y se comprometieron a llenar el formulario que la fundación les facilitó: “Recibimos una considerable cantidad de consultas. Logramos que muchos quedaran comprometidos a que llenaran la carta para hacer el trámite y que se mantuvieran en contacto con nosotros para seguir asesorándolos”, explicó el vocero, quien recalcó que contaron con la ayuda de la Asociación de Escépticos de Chile, quienes ya han realizado una actividad de este tipo.

Según explicó el mismo Tapia, el trámite para abandonar la Iglesia Católica es bastante sencillo. Lo primero es contar con una fotocopia por ambos lados de la cédula de identidad para luego llenar una carta con los datos de la Parroquia donde se bautizó (está disponible en el sitio web de la sociedad). Los documentos debe ser entregada en la diócesis correspondiente a la comuna de bautizo a nombre del obispo titular.

Facebook Comments