guiapoderados

«Eximí a mi hijo(a) del ramo de religión y, sin embargo, lo obligan a permanecer en la sala»

Lamentablemente esta es una situación bastante usual. Es más, nos han llegado numerosas denuncias acerca de estos casos después de haberse publicado el caso de Úrsula Eggers y la sanción de la Superintendencia de Educación a un colegio en Providencia. Por lo tanto hemos creado esta breve guía de acción para que sepamos cómo actuar en estos casos:

Primero, un par de cosas que debemos saber

¿Por qué todos los colegios municipales imparten el ramo de religión?

El Decreto de Ley 924, del año 1983, establece 2 horas de religión semanales como ramo obligatorio para todos los colegios públicos  y particulares subvencionados del país. Sin embargo, aunque también otorga la facultad de eximir al alumno(a) del ramo, esto no suele cumplirse en la realidad y la mayoría de los alumnos(as) son forzados a permanecer en la sala de clases mientras la asignatura se imparte.

Y cabe destacar que esta facultad, de eximir al alumno(a), se aplica, de igual manera, a todos los colegios públicos y particulares subvencionados, incluso confesionales, tal como lo establece el Artículo 5º de dicho decreto. Este artículo menciona que dichos establecimientos solo profesarán su propio credo y que los apoderados no podrán exigir una fe distinta, sin embargo, el establecimiento sigue estando obligado a respetar la voluntad de los apoderados que manifiesten, por escrito, no desear dicha enseñanza religiosa para sus hijos.

¿Qué dice la Superintendencia de Educación al respecto?

La Superintendencia de Educación ordena a todos los colegios públicos, que los niños(as) o jóvenes eximidos por sus padres, deben tener alternativas académicas y estar a cargo de profesores o asistentes docentes, mientras se imparte la clase de religión.

Entonces, ¿qué puedo hacer ante esta situación?

Estas son las opciones que nosotros, como fundación, recomendamos tomar a los apoderados que estén en esta situación. Lo ideal es ir paso a paso; si no funciona una, pasar a la siguiente:

1) Hacer un reclamo ante el propio colegio del alumno(a), por vulneración a los Derechos del Niño y a la normativa de la Superintendencia de Educación.

2) Hacer reclamo ante la Corporación de Desarrollo Social de su comuna o ante el Departamento de Educación comunal.

3) Hacer una denuncia ante la Superintendencia de Educación y solicitar que se apliquen, al colegio, multas por no cumplir con lo que ella ordena.

4a) Presentar una demanda ante el Juzgado Civil, por actos discriminatorios basada en la Ley Zamudio o…

4b) … Presentar una demanda ante el Juzgado Civil, con objeto de obtener una indemnización por los daños morales que esta situación le ha ocasionado al alumno(a) y a su familia.

 

¿Necesitas más ayuda?

Puedes contactarte con nosotros para obtener información adicional:

Departamento Jurídico, Fundación Sociedad Atea de Chile: +569 8202 2428
Email: contacto@sociedadatea.cl

Facebook Comments