El diario estadounidense subraya su colaboracionismo con la dictadura argentina y su oposición al aborto, bodas gays, mujeres sacerdotes…

fran1El nuevo papa no ha convencido a uno de los diarios más prestigiosos y más leídos, The New York Times, que en su editorial de hoy describe a Francisco como un religioso conservador, machista y homófobo fielmente alineado con la doctrina actual del Vaticano, contraria a la ordenación de mujeres, a cualquier tipo de aborto y a los derechos de los gays, además de señalar su actitud colaboracionista con la sangrienta dictadura de Videla en Argentina.

El artículo señala su férrea oposición a la izquierda argentina mientras que se mostró mucho más dócil con la dictadura militar instaurada por Videla en los años 70. A Bergoglio se le ha acusado de estar al tanto de los desmanes de la Junta Militar, que se saldaron con más de 30.000 desaparecidos, torturados o asesinados, y no poner demasiado de su parte para impedirlos.

Sacerdotes desaparecidos
The New York Times recuerda que en 2005, poco antes de ser elegido Joseph Ratzinger como Papa, Bergoglio fue demandado como cómplice del secuestro de dos sacerdotes jesuitas que estaban abiertamente en contra de la dictadura y qué había expulsado justo una semana antes de que desaparecieran.

Debate vigente
El actual papa ha asegurado que se reunió en secreto con los generales Videla y Massera para pedir la liberación de los sacerdotes. La demanda fue desestimada pero el debate ha seguido hasta hoy y mucho han aportado artículos y libros en los que se contradice la versión de Bergoglio a través de documentos de la época y sacerdotes y laicos que se enfrentaron con el cardenal, recogePúblico.

Secuestro de niños
Recientemente, la fiscalía también le ha llamado para declarar sobre las desapariciones de niños por parte de la dictadura, algo de lo que también se le ha acusado de saber pero no poner de su parte para evitarlo.

Jorge-Mario-BergoglioEncubrimiento de un torturador
Bergoglio era el responsable de la Conferencia Episcopal Argentina cuando la Iglesia de ese país se enfrentaba al escándalo del reverendo Christian von Wernich, un antiguo capellán de la policía de Buenos Aires al que se le acusó en 2005 de haber participado en torturas y asesinatos de prisioneros durante la dictadura. Las autoridades eclesiásticas le ayudaron a escapar del país y le enviaron a una parroquia en Chile con un nombre falso.

Crímenes de lesa humanidad
El médico Lorenzo Riquelme, hoy de 58 años y residente en Francia, dice que la patota que lo secuestró y lo torturó en 1976 salió de la sede principal de la Compañía de Jesús, donde vivía y era principal responsable el superior provincial Jorge Mario Bergoglio. Riquelme tenía militancia en la Juventud Peronista y en el movimiento cristiano vinculado con los curas del tercer mundo.

Hace un tiempo,cuando era cardenal, Bergoglio quedó a un paso de ser nuevamente citado como testigo en una causa por delitos de lesa humanidad. Esa vez es la justicia francesa lo requería para que declarara la máxima autoridad de la Iglesia argentina por el asesinato del sacerdote Gabriel Longueville, durante la última dictadura.

El exhorto fue enviado por la jueza Silvia Caillard, del Tribunal de Gran Instancia de París, y debe ser aceptado o rechazado por la justicia de La Rioja, donde el cura, de origen francés, fue secuestrado y asesinado en 1976.

Los sacerdotes sudamericanos Longueville y Carlos de Dios Murias fueron secuestrados juntos el 18 de julio de 1976 en la casa parroquial de Chamical, La Rioja. Fueron trasladados a la Base Aérea de Chamical, donde fueron brutalmente torturados. Dos días después, un grupo de obreros ferroviarios encontró sus cuerpos maniatados y acribillados en un predio ubicado a cinco kilómetros de la ciudad.

Jorge-MarioSilencio oficial
Sin embargo, fue localizado, detenido y llevado a Argentina para ser juzgado. En 2007 fue declarado culpable de siete cargos de complicidad en homicidio, más de 40 cargos de secuestro y más de 30 de tortura, y fue condenado a cadena perpetua. El NYT señala que se le permitió seguir oficiando misa en la cárcel y Bergoglio nunca emitió una disculpa formal por parte de la Iglesia. Ni siquiera mencionó el asunto.

Triangulación de dinero
La administración de Bergoglio dejó un faltante de unos seis millones de dólares en la contabilidad de la Compañía de Jesús, provenientes de aportes y donaciones que no se registraron en los libros. Un testimonio de primera mano.

Derechos homosexuales
El editorial del The New York Times también subraya el enfrentamiento mantenido con el Gobierno argentino acerca de temas de tanto calado como los matrimonios gais, el aborto o la adopción de niños por parejas homosexuales. El diario recuerda que en 2010 el ahora papa describió las leyes sobre los derechos de los homosexuales como “una guerra contra Dios” y “una maniobra del diablo”. Lo que hizo que Néstor Kirchner tildara su postura de “medieval”.

Machismo

Francisco-I

Fuente: nytimes

Facebook Comments