Declaración Pública

Marcha de todas las marchas Frente las declaraciones de la Presidenta Michelle Bachelet respecto a la “Marcha de todas las marchas”, los convocantes señalamos lo siguiente:

– La marcha que se realizará el sábado 22 de marzo no es favor ni en contra del Gobierno, del Congreso o de un programa presidencial en particular. Sería absurdo convocar a una marcha con esos fines, al inicio de un nuevo período político, cuyas autoridades recién se instalan y su trabajo recién comienza.

– Se trata de una manifestación pacífica y familiar, organizada desde la ciudadanía para reafirmar las demandas que convocan a los movimientos sociales y que están pendientes desde hace décadas.

– Algunas de las demandas de esta marcha, por ejemplo la Asamblea Constituyente o el auto-cultivo de marihuana, no han sido consideradas por ningún programa gubernamental. Esta marcha no ha sido convocada para apoyar ningún programa en particular. Otras demandas, en cambio, sí han sido incluidas en el actual y en los pasados programas presidenciales, a raíz de movilizaciones previas de las organizaciones sociales.

– Por ello, este téngase presente es la manifestación de un monitoreo activo y crítico por parte de los movimientos y de las organizaciones sociales al cumplimiento de las deudas de la democracia. Lucharemos por ampliar la mirada política a una más participativa y dialogante. De no ser escuchados, daremos entonces recién paso a marchas y movilizaciones que sí serán contra la gestión de alguna autoridad, organismo o poder del Estado, en los tiempos oportunos y adecuados.

– Reafirmamos nuestra autonomía y rol político como sociedad civil para promover y defender demandas y propuestas que hoy están en el debate público para impulsar una participación deliberativa y vinculante en la toma de decisiones del país.

– Consideramos de máxima relevancia para un diálogo fructífero con los movimientos sociales, que las autoridades se informen correctamente de las propuestas y acciones antes de emitir opiniones. En este sentido, lamentamos y consideramos atentatorio contra el diálogo si es efectivo que la presidenta haya ironizado con una movilización que forma parte de un trabajo constante y serio de las organizaciones y movimientos de Chile.

– Nuestras demandas están unidas por una aspiración común: Una nueva constitución vía Asamblea Constituyente, que sea construida colectivamente por la ciudadanía y a puertas abiertas.

– Estaremos en todos los espacios que sean necesarios para que los cambios se lleven a cabo y no queden en el papel. Seguiremos en la calle para conseguir las transformaciones estructurales que harán de Chile un país más justo y democrático.

12 de marzo de 2014

Facebook Comments