pesebre_piñeraCon motivo de otro despilfarro de recursos públicos en un credo en particular, la Fundación Sociedad Atea califica de atropello al Estado laico la instalación de un pesebre gigante en La Moneda para los festejos de la Navidad. “Una celebración cristiana, que corresponde al ámbito privado de ese culto no puede se tomarse las instituciones no confesionales de Chile, sólo porque el Presidente tenga una religión en particular”, señaló nuestro vocero Anuar Rabi.

El dirigente del colectivo cuestionó que el gobierno “instrumentalice a La Moneda para poner un pesebre, que es un medio de expresión religiosa, lo cual un Estado laico no debiera aceptar”.

El gobierno organizó para estas fechas una serie de espectáculos destinados a las familias bajo el nombre ‘Chile sueña en Navidad’, que incluyó un árbol de pascua y un pesebre levantados en uno de los patios del Palacio.

“No solamente pasan a llevar al Estado laico, sino también a las personas que son librepensadoras y también de otras religiones. Se supone que el Estado es de todos los chilenos y no solamente de algunos”, agregó el vocero ateo.

Rabi precisó que “el problema no pasa por la fiesta de Navidad en sí, ya que esta celebración de origen pagano y festejada por distintos credos y culturas es una actividad familiar muy arraigada en el mundo, sino porque instalar símbolos religiosos de un credo particular pertenece al ámbito privado de las personas. Y el Estado es de todos, es lo público”, puntualizó.

Con este gobierno hemos tenido un gran retroceso en cuanto a la neutralidad del Estado sobre las creencias de las personas. Como fundación apelamos al respeto y la imparcialidad de parte del gobierno de turno para enfrentar estos temas, pensando que el laicismo, el ateísmo y el librepensamiento han tenido un gran avance en el último tiempo.

Hoy la sociedad en el mundo está cuestionando todo. Ha puesto la autoridad, los estamentos religiosos, las materias políticas, sociales y económicas sobre la mesa. Nos hemos dado cuenta que el mundo ha cambiado de manera tan profunda, de manera que ahora todo tiene que ser analizado y criticado.

Por lo mismo, nos preocupa en extremo la fragilidad del Estado laico en Chile. El país no resiste más una institucionalidad tan débil que cualquier gobierno de turno puede pasar a llevar la separación de Estado y la Iglesia como si nada. Subsidiar el adoctrinamiento de los niños en los colegios, asistir a los actos proselitistas de religiones en particular, construir espacios de uso exclusivo para ciertos credos en hospitales públicos, recintos militares, fiscales o públicos.

Esto nos lleva a exigir una reforma profunda de la concepción de Estado laico en una nueva carta fundamental. Una nueva Constitución, nacida en democracia y fruto de una asamblea constituyente.

La Nota en la prensa:

El Austral de Osorno Comentarios de nuestra nota

El Austral de Osorno Breve de la nota

El Mostrador

Emol

La Nación

Publimetro

Radio Biobio

Terra

The Clinic

TVN

El Comercio de Perú

Sitiope de Perú

Facebook Comments