incendio-iglesiap

La Fundación Sociedad Atea de Chile expresa su más sincero repudio ante los ataques incendiarios de los últimos meses en contra de centros religiosos en la región de la Araucanía y sus alrededores, extendiendo nuestro apoyo a las comunidades que han sido víctimas de esta forma de vandalismo que atenta contra la libertad de culto, tolerancia, empatía y respeto al patrimonio cultural y arquitectónico.

Estos valores son centrales para el funcionamiento de una sociedad moderna y son un elemento en común en la ideología de agrupaciones tanto religiosas como laicas, tal como nuestra fundación.

Es la misma libertad de culto la que permite la tolerancia, respeto y preservación de las religiones nativas de Chile, así como de las creencias religiosas que llegaron posteriormente, otorgando también validez a la postura de no sostener ninguna creencia religiosa.

Entendemos que las investigaciones respecto a estos ataques están en pleno desarrollo, por lo que no corresponde todavía señalar a algún grupo en particular como responsables, pero independiente de las motivaciones que hayan impulsado a estas personas y que puedan parecer válidas desde algunos puntos de vista, la Fundación Sociedad Atea de Chile siempre condenará la violencia como un camino que no conduce al avance de nuestro país.

Fundación Sociedad Atea de Chile

Facebook Comments