Discurso Inaugural

 

Santiago de Chile, 24 de agosto de 2013.

Badillo

A lo largo de la historia han sido los librepensadores los que hemos impulsado los principales cambios de la humanidad. Hemos empujado el desarrollo y el progreso, hemos roto los dogmas e instalado nuevas formas de mirar las cosas. Hemos corrido los límites de lo posible.

Las ideas y sueños de los grandes librepensadores de la historia le han dado forma y curso a las sociedades de sus épocas.

Uno de los más grandes avances de la astronomía fue descubrir que La Tierra se mueve, cuando en 1543 Nicolás Copérnico coloca al sol y no la Tierra, en el centro del sistema solar. Se derribó uno de los grandes mitos en torno a la creencia de que nuestro planeta creado por dios era el centro del universo y todo giraba en torno a él.

Las leyes de la gravedad son otro gran acierto para la ciencia. Estas Leyes del Movimiento fueron publicadas por Isaac Newton en 1687.

Otro gran librepensador para su época fue  Charles Darwin quien publicó “El Origen de las Especies Mediante la Selección Natural” un 24 de noviembre de 1858 en Inglaterra, desafiando las creencias sobre la creación de la vida en la Tierra. Sus teorías sobre la evolución de los mecanismos de selección natural han estado en el centro de la controversia desde que se publicó.

O La famosa fórmula de Albert Einstein E = mc ^ 2 que en 1905 instaló la teoría de que la energía es igual a masa por la velocidad de la luz al cuadrado.

O el descubrimiento de la Penicilina entre 1920 y 1930 por Alexander Fleming, que luego, Howard Florey y Chain Boris aislaron y purificaron, produciendo el primer antibiótico.

Tal como ellos hoy nos toca a todos y cada uno de nosotros impulsar los cambios que Chile necesita. Nuestro país ha cambiado y en esta nueva etapa los librepensadores chilenos estamos llamados a contribuir con el Chile de los próximos 30 años.

Uno de los pilares fundamentales de nuestra fundación ha sido desde sus orígenes la difusión de información relevante en avances e investigación científica, estudios y documentales sobre temas tan diversos como el comportamiento humano, la genética, la astronomía o la evolución.

Con este afán hemos recorrido desde La Serena, pasando por Valparaíso, Santiago, Rancagua y Temuco. En todas estas ciudades entregamos información a los habitantes de estas ciudades y dado charlas sobre ciencia, laicismo y creencias religiosas.

Claro, que nuestro mayor espacio de difusión es nuestra plataforma en línea compuesta por un sitio web y nuestras cuentas de twitter y facebook, con lo que podemos abarcar a todo el planeta.

Para nuestra organización es fundamental que en este camino de difusión y divulgación de ciencia, y temas tabú como cuestionar las divinidades o las grandes contradicciones de las religiones, se aporten datos y se aclaren mitos en torno a estas temáticas.

Hace poco más de un año sentamos las bases de este movimiento. Abrimos el diálogo y vencimos el miedo a decir “soy ateo”, “soy escéptico”, “soy librepensador”.

Vinimos para sumarnos con fuerza, pasión y entrega a una red que ya estaban levantando con mucho esfuerzo los escépticos a través de la Asociación de Escépticos de Chile y también los libre pensadores agrupados en distintas instituciones laicas como el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, la Corporación Ilustración, Laicismo y Razón o el Centro de Estudios Laicos.

Pero nosotros vinimos a instalar un punto de vista distinto, vinimos para ser un aporte al debate, una voz que difunda el pensamiento crítico, un puente articular de los ateos en todo Chile. Y en eso hemos estado desde que comenzó nuestro trabajo.

Hoy cuando ya ha pasado más de 1 año del Primer Congreso Ateo de Chile, seguimos luchando incansablemente por derribar los mitos que rodean el ateísmo.

Nuestro ateísmo no lo promulgamos para convencer a nadie a que deje sus creencias. La forma de pensar siempre será un tema personal y un cambio en la forma de ver las cosas implicará para todos un largo proceso de reflexión.

Nuestro afán es ofrecer a todos lo que tienen dudas una respuesta. Racional, científica y secular.

El trabajo que hemos venido desarrollando durante casi 2 años es generar interés por los temas que difundimos y nuestras intervenciones públicas destacan por su sello pacífico. Rechazamos todo tipo de altercados callejeros, peleas o polémicas con fanáticos de cualquier tipo.

No se puede combatir el fanatismo con más fanatismo, y por lo mismo, es bueno aclarar que nunca hemos compartido las peleas y la violencia que generan acalorados debates de algún ateo con creyentes militantes, ni tampoco la destrucción de templos como los últimos destrozos a la Catedral Metropolitana, que lo único que han conseguido con esos espectáculos callejeros es generar una imagen negativa para quienes nos hemos esforzado por difundir la tolerancia y el respeto hacia quienes piensan distinto a nosotros.

Hoy, más que nunca es importante entender que el camino fácil de aparecer en los medios haciendo el ridículo o protagonizando docurealities, donde lo único que se busca es denigrar a sus protagonistas, no nos sirve de nada. Hay que escoger el largo y difícil transitar de articular a los propios, a los librepensadores, armados con argumentos,  razón y el pensamiento crítico.

Seguimos apostando por la viralización de una nueva forma de enfrentar al mundo. Con la libertad de pensamiento y la apertura a todo tipo de diferencias, siempre cuestionándolo todo y poniendo a prueba en todo momento nuestros conceptos, sin ataduras a dogmas. Sin ser tajantes, sin creernos superiores o más inteligentes que los demás. Con la fuerza que nos dan nuestros argumentos racionales.

Y en esta apuesta al largo plazo, ya comenzamos a ver los primeros frutos de nuestros esfuerzos.  Hemos tenido el privilegio de visitar 4 regiones de Chile donde se está articulando la Sociedad Atea, que son La Serena y Coquimbo, Valparaíso y Viña del Mar, Rancagua y Temuco.

Pero más felices nos pone que además Antofagasta, Talca, Concepción, Puerto Montt y Punta Arenas por iniciativa propia ya tengan actividades o vinculación con nuestra fundación.

Estamos dando recién primeros pasos, pero tenemos la convicción para dar todos los que siguen en este camino que nos llevará a construir junto a muchos más, una sociedad secular.

Para nosotros este Segundo Congreso Ateo significa un trabajo de meses, que implica conseguir recursos, convocar voluntades, trabajar en la fundación después del horario laboral o académico y focalizar esfuerzos.

Pero todo este trabajo no es para nada la culminación de algo. Es más bien el comienzo de un largo camino que esperamos disfrutar recorriendo.

Este evento no se habría podido materializar si no es por todos ustedes, Ustedes aportaron con un granito de arena y nos dieron el empujón necesario para salir adelante con un estímulo que no sólo es económico, sino de confianza. Ustedes son parte del grupo de 32 personas que confiaron en nosotros, en nuestro sueño y ayudaron para hacerlo posible,

Estamos aquí colocando la primera piedra de lo que esperamos sea una edificación maravillosa.

Hoy comenzamos a dar nuestro mayor esfuerzo por construir una mejor sociedad.

 

Bienvenidos al Segundo Congreso de Pensamiento Ateo de Chile.

Muchas gracias.

Ramón Badillo
Secretario General
Fundación Sociedad Atea de Chile

Facebook Comments