La Fundación Sociedad Atea de Chile se reunirá masivamente en el Parque Alberto Hurtado de La Reina para su tradicional Asado Hereje y pedirá derogar el Decreto Ley N° 924 y acabar con el ramo de religión en los colegios públicos.

 En el marco de la celebración de su quinto Asado Hereje, la Fundación Sociedad Atea de Chile insiste en la derogación del Decreto Supremo 924 que obliga a los colegios chilenos a impartir 2 horas semanales de religión.

Este Decreto Ley que fue dictado el 12 de septiembre de 1983, en plena Dictadura Militar, establece que el ramo de religión es obligatorio para los padres y apoderados, los cuales pueden excluir a sus hijos e hijas de recibir este adoctrinamiento religioso con una alternativa académica, pero en los hechos tal posibilidad es letra muerta.

En la práctica los niños y jóvenes eximidos por sus padres y apoderados de participar en estas clases se ven obligados a permanecer en sus salas de clases mientras ésta se imparte.

Esta situación vulnera la igualdad ante la ley, a la libertad de conciencia y por cierto al derecho de propiedad, garantizados por la Constitución Política. Transgrede además los principios generales de la Ley Orgánica Constitucional de Educación que establecen la idea de que la enseñanza en los colegios públicos del país es de carácter LAICA.

Debido a esta realidad, la fundación ha asesorado a distintos padres para que los colegios cumplan con lo señalado por la Superintendencia de Educación que establece que los colegios públicos tengan una alternativa académica para los niños eximidos de este ramo.

Como los casos de discriminación siguen, Sociedad Atea realizará un llamado a las autoridades a derogar el DS 924 durante su tradicional Asado Hereje este viernes 25 de marzo a las 12 horas, junto a sus adherentes.

El evento familiar tendrá como punto central el llamado a eliminar las clases de religión de los colegios públicos y para los cientos de asistentes que se esperan para esta quinta versión habrá música en vivo, concursos, juegos inflables para niños, stand de libros y la clásica parrilla comunitaria que además tendrá un menú vegano.

Facebook Comments