Santiago, 23 de diciembre de 2012

Excelentísimo señor

Sebastián Piñera Echeñique

Presidente de la República de Chile

Santiago.

 

Su Excelencia, la Sociedad Atea de Chile se dirige a usted en su calidad de primera autoridad del país para manifestar nuestra preocupación por la creciente seguidilla de hechos que ponen en duda nuestro Estado Laico.

El primer indicio para nosotros partió con la instalación de una estatua de una virgen en el frontis de la Junji a comienzos de su mandato. Pensamos que ese fue un hecho aislado dado que se tomó la medida de sacar a la directora de la repartición, aunque la vírgen estuvo 7 meses puesta en ese lugar.

Pero luego recibimos una denuncia en nuestro sitio web que nos dejó muy preocupados, la entrega de números de atención en servicios de salud públicos como la Comisión Médica, Preventiva e Invalidez (Compin) de Providencia, en donde venía un salmo de la Biblia impreso.

A lo anterior se suman los gigantescos avisos puestos a la entrada de algunos ministerios y reparticiones públicas con el mensaje “Navidad es el nacimiento de Jesús momento de paz y unidad donde se plasma el sentido de equipo y familia”.

Compartimos plenamente el sentido de familia, equipo y unidad de esta fecha, pero no nos parece que se gasten recursos promoviendo un credo en específico, en este caso el cristiano, con el dinero de todos lo chilenos. Tanto cristianos, como judíos, musulmanes, agnósticos y ateos.

El Estado de Chile debe velar por invertir sus recursos en el bien común, y no utilizarlos para beneficiar a un grupo en específico.

Enviamos este misiva en época navideña porque creemos que es precisamente en esta fecha cuando más el Estado confunde su rol. Por más que un credo se apropie de una fecha de origen pagano, no puede salir el gobierno de turno a gastar del erario nacional instalando pesebres gigantes, realizando misas y participando activamente de un solo credo. El estado es de todos y esas señales esperamos en el futuro.

Agradecemos su disposición y le deseamos felices fiestas de fin de año.

 

 

Sociedad Atea de Chile

Facebook Comments