El Pew Research Center de Washington ha agrupado a esas personas -ateos, agnósticos y los que no tienen preferencia por una religión- y los ha denominado como los ‘sin afiliación’ religiosa. Según su más reciente estudio, representan el tercer grupo ‘religioso’ a nivel mundial (unos 1.100 millones de personas), solo superados por los cristianos y los musulmanes.

simbolos_religiones

Según el estudio, basado en más de 2.500 censos y encuestas del 2010, los ‘sin afiliación’ religiosa se concentran en su gran mayoría en Asia Pacífico, con el 76 por ciento. Como contraparte, los que no hacen parte de ninguna religión representan menos del uno por ciento en Oriente Próximo y el norte de África.

La investigación revela que ya hay seis países en el mundo en donde este grupo es mayoría: República Checa (76%), Estonia (60%), Japón (57%), Hong Kong (56%) y China (52%).

Es precisamente China el país que concentra la mayor población ‘sin afiliación’ a nivel mundial, con un 62 por ciento.

Los resultados del estudio muestran que la tendencia a no creer en nada, o no tener religión, es muy fuerte en países que plantean la posibilidad de que la espiritualidad se toma por caminos diferentes a los convencionales.

En China, el 7 por ciento cree en un dios o un poder superior, en Francia el 30 por ciento y el 68 por ciento en Estados Unidos. Algunos de ellos incluso participan, ocasionalmente, en actividades religiosas.

El hecho de que el 44 por ciento de los ‘sin afiliación’ en China hayan rezado ante una tumba, podría ser la prueba de la influencia de las religiones ante la muerte, incluso entre quienes se resisten a proclamar algún credo.

La creencia en Jesús sigue siendo predominante en el mundo, con 2.200 millones de cristianos, la mitad de los cuales son católicos. Aunque es el grupo religioso que está repartido de forma más equitativa en las diferentes regiones, sus perspectivas de crecimiento no son tan altas como las de los musulmanes y los hinduistas. Curiosamente, Oriente Próximo, en donde se originó el cristianismo, es la región con menor predominancia de este grupo religioso, y representa hoy menos del 1 por ciento.

Allí arrasa el grupo religioso de los musulmanes, el segundo más grande del mundo. Tan solo en Oriente Próximo y el norte de África hay 317’070.000 hijos de Alá. En el planeta son 1.600 millones y representan el 23 por ciento de la población.

Según el estudio, su potencial de crecimiento se explica porque los musulmanes tienen una media de edad de 23 años, menor a la de la población mundial (28).

También los hinduistas, pertenecientes al cuarto grupo religioso con mil millones de creyentes (15%), tienen un promedio de edad más bajo que el de la población mundial.

La tendencia a no tener religión crece, así como los musulmanes y los hinduistas. Mientras tanto, el judaísmo, la más antigua de las religiones monoteístas, representa solo el 0,2 por ciento de la población y tiene la media de edad más alta y, por tanto, menos posibilidades de crecer.

Buda, en quinto lugar
Sus seguidores representan un 7%

Según la investigación del Pew Research Center, los budistas son el quinto grupo religioso más grande del mundo, con 488 millones de creyentes, que representan el 7 por ciento de la población mundial. Cerca del 99 por ciento de los seguidores de Buda están en Asia Pacífico, origen de esta religión no teísta. En Norteamérica representan un 1 por ciento, mientras que en el resto del mundo son un mínimo porcentaje. La mitad de los budistas del planeta viven en China.

Facebook Comments