bibliaEntre las muchas contradicciones de la biblia, hemos seleccionado 11 que encontramos en la web de Chile Liberal.  A continuación una pequeña lista de algunas de las muchas contradicciones del único documento que certifica la existencia de dios.

1. Animales con los que llegó Jesús a Jerusalén
Uno, Marcos 11:7
Luego pusieron sus mantos sobre el burro, lo llevaron adonde estaba Jesús, y él se montó.Dos, Mateo 21:7
Llevaron la burra y el burrito, y pusieron sus mantos sobre ellos. Jesús se montó y fue hacia Jerusalén.2. Pedro supo que Jesús era el Cristo…
Por revelación del cielo, Mateo 16:17
Jesús le dijo: ¡Bendito seas, Pedro hijo de Jonás! Porque no sabes esto por tu propia cuenta, sino que te lo enseñó mi Padre que está en el cielo.Se lo dijo su hermano, Juan 1:41
Lo primero que hizo Andrés fue buscar a su hermano Simón. Cuando lo encontró, le dijo: “¡Hemos encontrado al Mesías, es decir, al Cristo!”

3. Jesús se visita la hija de Jairo..
Ya muerta, Mateo 9:18
Mientras Jesús hablaba, llegó un jefe de los judíos, se arrodilló delante de él y le dijo: “¡Mi hija acaba de morir! Pero si tú vienes y pones tu mano sobre ella, volverá a vivir”.

A punto de morir, Marcos 5:23
y le rogó: Mi hijita está a punto de morir. ¡Por favor, venga usted a mi casa a poner sus manos sobre ella, para que sane y pueda vivir!

4. ¿Herodes confundió a Jesús con Juan el Bautista?
Sí, Mateo 14:2
y dijo a sus criados: Este es Juan el Bautista; ha resucitado de los muertos, y por eso actúan en él estos poderes.

No, Lucas 9:9
Y dijo Herodes: A Juan yo le hice decapitar; ¿quién, pues, es éste, de quien oigo tales cosas? Y procuraba verle.

5. ¿Besó Judas a Jesús?
Sí, Mateo 26:48-50
Y el que le entregaba les había dado señal, diciendo: Al que yo besare, ése es; prendedle.
Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: ¡Salve, Maestro! Y le besó.
Y Jesús le dijo: Amigo, ¿a qué vienes? Entonces se acercaron y echaron mano a Jesús, y le prendieron.

No, no alcanzó a acercarse, Juan 18:3-12
Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas.

Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis? Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.

Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.

Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno.

Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos; para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno. Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco. Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?

Entonces la compañía de soldados, el tribuno y los alguaciles de los judíos, prendieron a Jesús y le ataron.

6. ¿Cuántas veces iba a cantar el gallo antes que Pedro negara a Jesús?
Ninguna, Juan 13:38
Jesús le respondió: ¿Tu vida pondrás por mí? De cierto, de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces.

Una vez, Marcos 14:72
Y el gallo cantó la segunda vez. Entonces Pedro se acordó de las palabras que Jesús le había dicho: Antes que el gallo cante dos veces, me negarás tres veces. Y pensando en esto, lloraba.

Dos veces, Marcos 14:30
Y le dijo Jesús: De cierto te digo que tú, hoy, en esta noche, antes que el gallo haya cantado dos veces, me negarás tres veces

7. Ahora bien, la imagen de Jesús cargando su cruz es típico del imaginario cristiano, ¿cargó Jesús su propia cruz?
Sí, Juan 19:17
Y él, cargando su cruz, salió al lugar llamado de la Calavera, y en hebreo, Gólgota;

No, Mateo 27:31-32
Después de haberle escarnecido, le quitaron el manto, le pusieron sus vestidos, y le llevaron para crucificarle. Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz.

8. ¿Se fue Jesús al cielo el mismo día que lo crucificaron?
Sí, Lucas 23:43
Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.

No, Juan 20:17
Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

9. ¿Fue Jesús crucificado antes o después de la Pascua de los judíos?
Antes, Juan 13:1
Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin.

Después, Marcos 14:12-17 
El primer día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando sacrificaban el cordero de la pascua, sus discípulos le dijeron: ¿Dónde quieres que vayamos a preparar para que comas la pascua? Y envió dos de sus discípulos, y les dijo: Id a la ciudad, y os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle, y donde entrare, decid al señor de la casa: El Maestro dice: ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Y él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad para nosotros allí. Fueron sus discípulos y entraron en la ciudad, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua. Y cuando llegó la noche, vino él con los doce.

10. ¿En qué idioma Jesús exclamó “Padre, por qué me has abandonado”?
Hebreo, Mateo 27:46
Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Arameo, Marco 15:34
Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

11. ¿Qué hicieron las mujeres al ver a Jesús resucitado?
Mateo 28:9
he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: ¡Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

Juan 20:15-17
Jesús le dijo: Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, pensando que era el hortelano, le dijo: Señor, si tú lo has llevado, dime dónde lo has puesto, y yo lo llevaré. (= no lo reconocieron)

Jesús le dijo: ¡María! Volviéndose ella, le dijo: ¡Raboni! (que quiere decir, Maestro). Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.

Siempre es bueno recordar a los creyentes que la Biblia no resiste un análisis serio de su coherencia interna, debido a sus cientos de contradicciones que demuestran que es un texto pegoteado de muchos escritos, que no tienen mucho que ver unos con otros y que fueron escogidos a conveniencia de la élite cristiana en nacimiento.

Facebook Comments